lunes, 27 de julio de 2009

Capitulo Segundo



   


CAPITULO SEGUNDO



Diciembre 1996
Desperte.

-donde demonios estoy- recuerdo que fue lo primero que pense.
Mis manos, no lo podia creer que esas fueran mis manos.
Y las voces, mire a mi alrededor pero no habia nadie, estaba solo en una habitacion en el plano de los humanos.
Otra vez las voces, venian de mi cabeza pero habia algo mas, una de las voces era la mia.
-Tengo que irme de aqui- pense, obviamente yo no debia estar en este sitio.
Quise usar un hechizo de teletransportacion.
Pero una de las voces me grito que no lo hiciera que no usara ninguno de mis poderes.
Me tranquilice un momento.
Recorde.
Recuerdo que fui invocado, habia escuchado sobre el hechizo de unificacion que hacen lo humanos, pero siempre son invocados los ascendidos...
Un creado nunca habia sido llamado, pero....... entonces cual era la explicacion de esto y ademas yo habia ganado.
Recuerdo al humano que me retaba, su aura marcaba que ya habia convencido al angel que lo ayudara, para mi eso no significaba nada, acepte el reto y gane eso esta claro.
Aunque no entendi lo que paso despues, el humano se esfumo y una voz me dijo que tomara mi premio.
Pero no recuerdo ningun premio.
Y ahora estoy aqui.
Aun me duele la cabeza cuando recuerdo esos momentos.
La voz del humano se hizo mas fuerte, lo escuche parecia que tenia algo importante que decir y obviamente este era su plano, el habia emitido el reto, el sabria mejor que estaba pasando.
Recorde los libros y las notas, me acerque hacia una pequeña biblioteca que habia en un costado de la habitacion.
Tome un cuaderno, era mio, aunque esas palabras sonaran extrañas.
Lo abri como si lo hubiera echo toda mi vida, busque lo que necesitaba, era el hechizo de unificacion.
Lo conocia mientras leia, lo recordaba
Averiguar el nombre del angel a tu derecha.
Averiguar el nombre del demonio a tu izquierda.
Emitir el reto.
Convencer al angel.
Derrotar al demonio.
Usar los poderes del demonio con la fuerza de los sentimientos de un angel.
Reclamar la inmortalidad.

Era un hechizo bastante simple, incluso para un humano a penas si necesitaba preparacion.

Habia unas notas a los lados del cuaderno, estaba el nombre del Angel, me pregunto como hacen los humanos para averiguar esas cosas, y encontre el error ese no era mi nombre, era uno parecido pero cada demonio tiene su propio nombre, unico e irrepetible.
Asi que por un error en un nombre estoy condenado a estar en este lugar.
Esto seria gracioso si no fuera por lo amargo de la situacion, a mi nunca me habian interesado los humanos, ni los angeles, siempre estaba ocupado en mi propio mundo, tengo cosas por hacer en el.
Y ahora estoy aqui atascado sin una forma facil de salir.
Segui mirando el cuaderno, volvi a leer y entendi lo que queria hacerme ver el humano.
Los poderes.
Si usaba mis poderes estaria condenado a vivir en este plano eternamente y habia algo mas el hechizo estaba hecho para ser usado por humanos, no podria saberse que pasaria si lo usaba un demonio.
Eso complico las cosas, aunque no dependo de mis poderes si son una parte fundamental de los demonios y una forma de afrontar el mundo.
Pero puedo usar los hechizos humanos, entendi en ese momento, no era mucho, los hechizos humanos son un mal dibujo de los poderes de los demonios, pero de algo me tendrian que servir.

Revise sus notas y sus libros, los humanos son tan estupidos, la mayoria de sus hechizos son para obtener dinero o poder o subyugar a otros humanos.
Aun hoy no puedo entender esa forma de pensar.
Tuve que conseguir hechizos por otro lado, en ese momento no tenia nada que me fuera util.
Y ahora que debia hacer.
Otra vez mi parte humana tuvo la respuesta, sugeria vivir.
Vivir.
Es de esas cosas que se dicen facil pero que complicado es hacerlo.
Pero en ese momento sono como lo mejor, de cualquier manera la forma de mi cuerpo era la del humano, era el mejor disfraz een ese momento.
Debi pensar en la situacion en la que estaba, con que contaba y que podria hacer para salirme de ella.
Tenia los sentimientos de un angel: eso no era de gran ayuda, a mi parecer era mas bien un problema y de los serios, tener que aprender a controlar sentimientos y ademas con la intensidad del sentir de un angel, para mi significaria un gran problema.
Tambien tenia del angel su voz. No podia modificar la forma de pensar de los humanos, pero podia influenciar sus emociones, bueno eso tendria que aprender a manejarlo.

Del humano tenia sus hechizos, su forma, tenia su... pasado.
Esto que significaba, intente recordar....
Este no era un humano corriente era un traidor, esto que significaba, al parecer era uno de los que habian retado a Dios.
Para complicar mas las cosas, esto no podia ser cierto.
Y que podia usar del demonio, mi poder de ver hacia adelante, se habia convertido en una capacidad de "calcular" podia suponer que pasaria en un continuo de situaciones, pero solo una linea a la vez. Y mis poderes que al parecer era el objetivo de esta situacion no los podria usar.
Esto se estaba complicando.
Vivir que tan dificil podria ser, al fin y al cabo la vida de los humanos era muy corta y morian facil, enfermedades, guerras, tiempo, todo los mataba.
Que equivocado estaba en ese momento.
Vivir no es facil y menos para alguien que nunca lo habia estado.
Vivir en el cuerpo y el tiempo de otro, con los sentimientos de otro y los pensamientos de alguien al que nada le importa.









No hay comentarios:

Publicar un comentario