martes, 25 de agosto de 2009

      



CAPITULO CUARTO


AL PRINCIPIO

Al principio Dios creo a los demonios.
Seres sin tiempo, enormemente poderosos, cada uno unico y especial, los demonios no podian nacer o morir solo eran creados y al final serian destruidos. Pero pronto la naturaleza de los demonios se hizo ver, su camino era la busqueda del poder, entonces no tardaron en llegar las peleas, cada demonio queria ser el mas poderoso y sino lo queria aun asi debia de combatir cuando era retado.
Poderes fueron surgiendo cada vez mas devastadores, el mundo cambio bajo las manos de los demonios, mas demonios eran creados algunos fuertes otros no tanto, indiferentes, sin sentimientos, eternos... mas demonios fueron creados.
Dios vio que no era bueno.
Dios creo un nuevo plano igual al que hab¡a creado para los demonios, pero esta vez hizo unos seres no de piedra como los demonios sino de barro y los hizo a su imagen y semejanza.
Dios creo al hombre.
Y les dio tiempo, uno muy corto y les dio hambre y enfermedad y sus poderes no venian con ellos los debian aprender asi que serian simples hechizos perdidos en algun lugar del mundo. La naturaleza de los humanos se hizo ver: creativos obligados a sobrevivir, dispuestos a compartir ya que los humanos no eran creados debian reproducirse, uno y una, un hombre y una mujer darian como fruto un nuevo humano. Pero mas que eso los humanos crearon algo, los sentimientos, algo que los demonios no tenian, Amor, Odio, Amistad, Compasion, Crueldad y muchos mas.
Motivos.
Esto agrado a los ojos de Dios.
Pero los humanos tambien cometian errores, deseaban saber mas, explorar, para ellos la vida era demasiado corta y no eran menos guerreros que los demonios, pero aun asi Dios considero que era bueno.
Dios quizo mas e hizo un nuevo plano y penso. Esta vez miro la creacion y a sus criaturas queria algo mejor y creo un ser del Aire solo con su palabra y tomo los sentimientos que habian creado los humanos y se los dio desde su naturaleza y no les hechizos pero les dio fuerza.
Dios creo a los Angeles.
Y les dio tiempo uno muy largo y su imagen era como la de un humano pero mas hermosos.
Los angeles son obstinados, decididos y leales.
Dios creyo que esto era bueno.
Pronto el coro de Dios estaria completo.
Dios convoco para que estuviera a su lado al demonio mas poderoso ya que para ellos esto era lo mas importante, pero el llamado no importo a la mayoria, solo hubo uno que dijo serlo.
Era mentira.
Pero lo importante era que el lo sabia, que los demas demonios lo sabian y que eso ha nadie le importaba pero que ese demonio lo deberia recordar.
Dios convoco al Angel que mas amor sintiera por la creacion y no hubo dudas entre ellos y el angel mas piadoso y mas comprometido estuvo al lado de Dios.
Seria un problema
El humano vendria pronto segun se habia dicho y el equilibrio reinaria y toda la creacion estaria en paz y los planos podrian ser uno y ninguna de las criaturas estaria por encima de las demas.

Todas las criaturas tenemos una caracteristica en comun:
El Albedrio, esa voluntad propia de hacer lo que nos parezca, Dios nos dio la existencia pero no nos impondra el que hacer con ella, al final cada uno de nosotros rendira cuentas de lo que ha hecho con lo que Dios le dio.
Pronto uno de ellos la uso.
El demonio se revelo a la voluntad de Dios y dijo que seria como el y gobernaria sobre la creacion.
Era mentira, pero algunos otros demonios lo siguieron y hubo una guerra, a pesar de que Dios no dijo nada, los angeles quisieron enfrentarse a los demonios, los demonios no son seres sociales, no se unen, no generan lazos, pero este demonio logro unir a algunos y confrontar a los angeles segun ellos la primera linea de defensa de la voluntad de Dios.
Como si esto fuera necesario.
La guerra se prolongo mucho tiempo, los angeles eran muchos pero los demonios tenian mucho poder, pronto unos y otros comenzaron a desfallecer.
Los angeles decidieron que los humanos deberian participar en la batalla y que inclinaria la balanza.
Asi se crearon los ascendidos: al finalizar su ciclo de vidas un humano tendria la oportunidad de ascender a estar a la vista de Dios.
Grave error los humanos son capaces de la bondad infinita pero tambien de la maldad infinita, asi es que comenzaron a darse ascendidos del lado de los angeles pero tambien del lado de los demonios y la guerra continuo.
Los angeles tuvieron que admitir que no derrotarian a los demonios y optaron por expulsarlos del reino de los cielos, ademas juraron que ningun demonio volveria al cielo.
Eso molesto a los demonios que no estaban participando de la guerra, a algunos ni siquiera les importaba, pero los angeles son obstinados.
Dios no dijo nada.
Al regresar al plano de los demonios, el demonio que se habia rebelado convencio a otros a que se unieran a su causa y que el volveria a abrir las puertas del cielo para todos los demonios.
Siempre hay imbeciles en todos lados, el habia creado el problema y ahora lo apoyaban por eso.
Se declaro rey del plano de los demonios.
Demonios con un rey, solo el escucharlo suena estupido. Los demonios mas poderosos no lo tomaron en cuenta. pero otros si lo enfrentaron y esta guerra verdaderamente fue aterradora y lo hicieron retroceder y refugiarse en un confin del plano de los demonios y este demonio llamo a sus dominos: El Infierno.
No volvio a salir de alli, sabia que era mejor dejar a sus semejantes en paz y concentrarse en los angeles y los humanos.
Algunos de los Diablos como se llamaba a los fieles a este demonio, despues de muchos eventos y de una guerra sin fin se propusieron destruir al malnombrado rey de los demonios.
Pero no seria facil con las batallas los diablos se habian vuelto poderosos, inclusive algunos de los sublebados eran mas poderosos que el Rebelado pero los Diablos eran muchos y ellos solo eran doce, la guerra no seria larga ellos sabian donde buscar, como pelear y su proposito era firme.
La defensa fue poderosa pero los enemigos perdieron a muchos y muy rapido muy pocos ascendidos tenian el poder para enfrentarse a un creado.
El problema fueron los otros creados hubo combates a la manera de los demonios y esta vez si hubo perdidas de lado y lado, sin pausa los sublevados iban avanzando, solo quedaban doce y decidieron crear a otros para que sirvieran como distraccion, ellos sabian que no era cierto cada demonio era unico y surgia con conciencia propia y decisiones que no dependian de sus creadores.
El rito funciono fue creado un nuevo demonio.
Uno diferente, su poder era blanco, no existian demonios con poderes blancos esos eran propios de los angeles inclusive de los humanos, pero nunca hasta ahora de los demonios.
No crearon mas.
Que significaba esto?
Un demonio que podia curar, era obvio que los demonios eran heridos en las batallas pero simplemente usaban hierbas, medicinas, al pasar de los eventos se curaban o las heridas los destruian, pero ningun demonio podia usar poderes de curacion.
Ahora habia uno.
Se puso de parte de los sublevados y todos supieron que esto cambiaria las cosas, podian caer y levantarse tantas veces como el demonio blanco, el demonio sin Cicatrices como se conoceria mas adelante pudiera curarlos. Ademas era muy poderoso tanto como sus compañeros de batalla, eso significaba mas poderoso que la mayoria, usaba dos espadas y le gustaba ir al frente.
Se dirigieron al palacio del rebelado.

No era facil, los diablos creados tambien tenian bastante poder y los ascendidos eran una molestia, pero la victoria era inevitable, habioa por lo menos dos otres sublevados mas fuertes que el rebelado.
Al ver la batalla perdida opto por la unica opcion que tenia, era cobarde eso se sabia, pero esta decision lo haria evidente.
Opto por expulsar a los sublevados al fin y al cabo estos eran sus dominios.
Volver a entrar seria imposible no habia forma de entrar a los dominios de un demonio si este no lo deseaba, era un poder antiguo y por lo tanto de los mas poderosos.
Ambos bandos habian perdido combatientes, mas el rebelado, pero al no obtener su objetivo las perdidas de los sublevados eran mas importantes.
Solo quedaron trece sublevados incluyendo al demonio sin cicatrices.
Estaba aparte mirando hacia el Infierno.
-Y ahora que?- pregunto en voz alta lo que todos se estaban preguntando para si mismos.
No eran rebelados, pero tampoco eran demonios comunes y la maldicion aun pesaba sobre ellos y no podrian entrar al Reino de los Cielos.
- Ya vendra nuestro momento- dijo el mas viejo de antiguo de ellos.
- Sigamos nuestro camino, existamos como demonios, estoy seguro que el saldra algun dia de sus dominios por propia voluntad.-.
No hubo mas palabras, ni siquiera despedidas ni la promesa de un reencuentro.
Nada, solo sombras alejandose del infierno y buscando un camino que hacia mucho tiempo para algunos habian dejado y que para el mas joven de ellos hasta ahora comenzaba.



No hay comentarios:

Publicar un comentario